La sonrisa del millón.

Está es la sonrisa del millón, sin seis dientes y dos en camino.

Está es la sonrisa que me hace el día, me enloquece, me enternece y me pone de cabeza.

Por verla soy capaz de todo.

Anuncios

Comments (12) »

Así es la vida

Así es la vida. ¿Cómo es la vida Covi?, pues se te caen los dientes.

Así es la vida de Covi, se le caen los dientes, o más bien se los sacan, y llega el ratón, ¿algo más debe preocuparle?; claro que no.

Comments (18) »

Los invito a Pownce

Tengo cinco invitaciones para Pownce, una nueva red social, sirve para saber que están haciendo tus amigos, y también para hacer amigos, José en REALIDAD NOVELADA, lo explica mejor que yo. 

El ingreso es sólo por invitación, los invito; a los primeros cinco se las enviaré.

Comments (11) »

Y de nuevo

fe6127r2.jpg El viernes lleve a Covi al dentista; para que le pusieran el aparato, yo vi. la muela famosa de los seis años ya muy bien acomodada, entra mi pequeña muy contenta y sonriente, como siempre que va al dentista, a los cinco minutos sale hacia los rayos x. 

Lo imaginado y esperado por sus abuelos ocurrió, los dientes incisivos de arriba tienen el mismo problema que los de abajo, están chuecos, encimados y son de un tamaño extra grande para su pequeña boca. No hay espacio para que se acomoden; el procedimiento es el mismo que hace unos meses, sacar los cuatro de un solo y después un aparato los acomodará y hará que quepan.

 Desde ayer es súper chimuela y habla rarito, ahora si le dolió, con todo y la compañía de su osa al la que apretó, la emoción de la llegada del ratón, o la lata roja especial para dientes que los tíos loquitos vinieron cargando desde lejanas tierras. Lloro y decía, eso me pasa por querer que me sacaran los dientes, me duele….  

En enero, empecé este blog, mi primer post, los cuatro dientes hablan sobre mi frustración, mis preguntas sin respuesta, mi soledad. Hoy siete meses después, ya no es igual, he aceptado con alegría lo que tengo, lo que venga; sigo disfrutando a mí hija y tomando las decisiones importantes con ayuda de mi familia. 

Hoy ya no tengo cuatro dientes guardados, tengo ocho; esas lágrimas que seque anoche y la sonrisa chimuela  que presume muy orgullosa; tengo a una niña que crece y que ríe a mí lado, y que me hace saber que todo ha valido la pena.

Comments (12) »

Y lo logro…

 Por fin terminó el ciclo escolar. Empiezan las vacaciones, aunque debo ir algunos días a la escuela, ya no tengo que despertar a la cinco de la mañana y salir corriendo, eso es lo mejor.

El viernes fue la graduación oficial de Covi, en una ceremonia muy formal se entregarían los certificados de kinder, primaria y secundaria. Uniformada y muy bien peinada, se fue con su miss, y yo me senté, viéndola de lejos y recordando el primer día que se fue a la escuela. Con carita de asustada la deje en el salón, y lloraba, acababa de dejar los pañales, su uniforme era chiquito; aprendió a colorear, a hacer bolitas de papel, a compartir. Y así de rápido han pasado cuatro años, ya sabe leer y escribir, contar hasta cincuenta, sumar y restar. Ya es niña grande.

Su abuela le entregó su certificado, como directora de secundaria y le dio un beso; yo lloraba y lloraba, después su presea de perseverancia, por estar desde maternal, fue muy emocionante.

Poco a poco ha logrado muchas cosas, todo lo que le costaba trabajo ahora le cuesta menos.

Su logro más grande este fin de semana, ha sido… ir al cine. En dos intentos fallidos, en los que había sacado al tío loquito a media película, o corrido  por la sala vacía, ayer lo logro, vio Shrek de principio a fin, sentada y comiendo palomitas, riendo a carcajadas como solo ella lo hace y moviendo las manos como en concierto cuando la música empezaba.

Me dijo muy seria: mamá ¿ahora si va a empezar la función cuando digan damas y caballeros?, J que risa me dio, creo que recordaba el espectáculo de Elmo; ahora sé que puedo llevarla al cine sin tener que salir detrás de ella.

 Lo que más le gusto fueron los bebés ogro. Lo mejor fue verla reír y saber que en verdad lo disfrutó.


Comments (17) »

Un cuento

Abre los ojos, aun no sabe donde se encuentra, puede ser despertando de un sueño o viviendo un recuerdo; todo es nuevo, o son cosas que creía haber olvidado. Porque en realidad, por más tiempo que pase, nunca se olvida una mirada; esas cosas no se borran de la memoria, no se inventan, se sienten; una vez, quizás dos. 

 Ayer lo recordó. Recordó sentir, recordó desear, recordó esperar. Sin que nada la pusiera sobre aviso, llegó. Descubrió en sus ojos los de ella, y se sorprendió de que estuviera ahí. No lo había visto venir, o tal vez se negaba a verlo, le asustaba, lo esquivaba, se escondía; pero era inevitable, ahí estaba él, y ella no sabía que hacer, no recordaba qué se hacía, o qué se decía.

 Lo que resonó perfectamente en su estómago, era esa emoción reconocible de una ilusión que la llenaba, la emoción por verlo, por saber más de él, por escucharlo, por extrañarlo; eso estaba en ella, y aunque trató de ocultarlo, se notaba en sus ojos, en su sonrisa; y eso era suficiente.

 ¿No era un sueño? Ahí estaba, ¿lo había encontrado?, no lo sabía; pero no podía peder la oportunidad de averiguarlo. No podía perder la oportunidad de intentar  amar, de sentir, de desear, de ver si lograba agitarse,  de esperar y estremecerse; tal y como un día lo fantaseó. 

Caminaba más ligera, sin ver atrás; con la ilusión de sentirse descubierta, de esperar compartir lo que era; lo maravillosa que podía ser. De momento, los sentimientos parecían imposibles, pero el miedo no la paralizó, era mayor el deseo que la envolvía, que la descubría como otra que puede ser, como a otra que algún día creyó haber perdido. 

Fue maravilloso saber que ahí estaba, que en realidad siempre estuvo ahí, que aquella otra seguía siendo ella misma y que no se había perdido como lo llegó a pensar. Fue maravilloso darse cuenta de que seguía siendo una mujer, capaz de amar.

Comments (15) »

Ya casi es viernes.

Hace unos días mi querida amiga Celiux desde Monterrey, le otorgo un premio a mi blog. El viernes daré los míos. 

 Creo que me voy a volver loca, la semana lo ha estado, he cocinado con mis alumnos, jugado fútbol, visto películas y mañana ya no sé que más hacer para entretenerlos, por lo visto he sido muy divertida por que he tenido una asistencia de más del 50%, ya preguntan que haremos la semana que entra, creo que implementare ejercicios de español, para que el martes ya no vayan J. Que me escuchen sus papás. 

Mañana es la graduación de Covi, de kinder, en mis tiempos eso no se usaba; la fiesta será una mega piñata con foto formal antes de que empiecen a jugar. Hoy después de su última clase de ballet (de esto no hubo graduación), la discusión fue ¿qué me pongo mamá?; la decisión fue fácil, como no hay vestidos bordados, el solicitado para la foto, opto por un vestido sobre los pantalones de mezclilla, por que no usará mallas ni botas, ni guaraches; no ella llevará tennis, al fin no saldrán en la foto.

 El chiste es estar cómoda, eso me dijo. Peinada eso si, como siempre; sonriente, eso también. Me da mucha risa que eso de la graduación, será toda una experiencia. Yo tal vez acabe loca, pero YA CASI ES VIERNES.

Comments (11) »