Archive for Amarguras

¿Será cierto?

¿Será que las cosas están ahí y no las vemos?, ¿será cierto lo que perciben de mí y yo no lo veo?

Hoy estoy como perdida, hoy no sé que quiero.  

Anuncios

Comments (19) »

Algunos días las estrellas se alinean.

 

Tengo un fuerte, fuertísimo dolor de cabeza, sé que es por un vino tinto malísimo, del que sólo tome una copa; era tan corriente que me supo a Delawer, no tenía cuerpo; ahora que lo recuerdo me duele más. El pretexto de comprar esa botella, que cero fue idea mía, fue por ir a comer a casa de mi amiga fashion, que ya sé que es nada fashion en ese tema, yo tampoco, pero desconfié nada más por el precio; era buena compañía para el sushi de Superama, pues ese era el plan.

Mi grupo de amigas de la escuela, se reúne casi todos los viernes saliendo de trabajar, con hijas y todo, Covi es la más chica, así que todas las demás la cuidan, hacen su girlie club, y se la pasan bien; mientras sus mamás nos acabamos a le gente, comemos mac donalds, pizza, o sushi, algunas veces nos ponemos guapas y cocinamos; pretextos nos sobran, el de ayer era celebrar que pase mi examen, ¡si, lo pase!, todavía no sé con cuantos puntos, es más como que no lo creo, pero ya tengo un motivo más para dormir tranquila.

Ayer como siempre, las quejas, los últimos chismes, las tareas, los planes para celebrar el 10 de mayo; trivialidades, que de repente ya no son tanto, podemos ser muy profundas, nos conocemos bien y existe  confianza, hemos llorado juntas muchas veces, aconsejado y recibido consejos.

Eso de los consejos a mí nunca me ha molestado, siempre lo he visto como que alguien se preocupa por ti, cuando viene de buenas amigas siempre lo escucho, tomo lo que considero bueno y lo demás ahí queda, yo imagino que todos somos así. La critica constructiva ayuda, sobretodo cuando no nos damos cuenta de que algo anda mal, o que ya nos acostumbramos, como fue ayer mi caso.

Todo empezó con el tema de los hijos, que nos puede llevar horas y horas, después de escucharnos y aconsejarnos, yo dije: que bueno que solo tengo una, error, en ese momento mi vida fue el centro de atención y la oportunidad de dar consejos y buscar soluciones, tienes que salir más, tienes que conocer gente, tienes que dejar de ir a todas partes con Covi, con tu mamá, con tu familia. Yo las veía, acompañada de mi copa de vino chafa. Es que con todas las cualidades que tienes, con lo guapa que eres, tienes que encontrar a alguien, te lo mereces; Covi tiene que tener hermanos, dijo mi jefa.

 Escuche y prometí que trataría, y empecé a reírme de mí; claro es fácil decirlo, cuando ni yo sé por donde comenzar a hacerlo, me imagine en un antro, que de por sí nunca fui antrera, como que ahora a los 31 me vería medio ridícula, además con quien voy, todas son casadas, y sus maridos súper machos mandones, no me van a acompañar, no tengo amigas solteras; entre mi risa y la de ellas, imaginando todo lo que me podría pasar; muy dentro de mí encontré verdad en todos sus argumentos.

Ya antes había escrito sobre el miedo que me da quedarme sola, ahora debo agregar amargarme, sé que mi príncipe azul no va a tocar a la puerta, y sé también que es más cómodo estar así, sin tomar riesgos, enrolada en mi linda rutina, la cual acomodo como yo quiero y necesito. Ciertamente no sé por donde comenzar, creo que diciéndole a Covi que rece cuando me pide que me case y tenga un hermano, no es la solución real, la solución es salir más, está es mi tarea.

Sé que las cosas no pasan solas, que la suerte uno la fabrica, que la tranquilidad es buena, pero la emoción es más, que la esperanza y los buenos deseos de las personas que me quieren ayudan, pero la que se puede ayudar más soy yo misma. Está ha sido la resaca más fea, de una triste copa de vino tinto, chafa, súper chafa.

CDT. Feliz día del niño, que todos los que tienen niños cerca los abrasen, los besen, los escuchen y los amen, los que no, que los busquen, siempre habrá uno que lo necesita; no sólo el lunes, todos los días. Ellos hacen maravilloso todos los días, ellos alinean las estrellas.

 Yo el lunes estaré muy cerca de un lodo sucio y viscoso, empujando a mis alumnos, a los que fueron y a los que serán en él, existe algo mejor para un niño que mojarse, llenarse de lodo asta la frente y luego poder abrazar a su Miss, creo que no J 

Comments (27) »

Mi miedo

El miércoles pasado vi una película con mi mamá, en la tele, nada del otro mundo, es más ni siquiera la vi empezar, llegue a la mitad. La trama de lo más sencilla, una mamá soltera con dos hijas, una adolescente y la otra brillante para el spelling bee; la mamá le tiene miedo a la gente, y huye de todos lados, se mudan de ciudad en ciudad, nunca acaban un año escolar completo. La mamá esta deprimida todo el tiempo, así que la hija le inventa un admirador secreto por internet, esa ilusión la saca de la depresión, vuelve a estar radiante, participa en un concurso de pasteles y gana. Cuando la mentira se descubre la hija le pregunta, ¿mamá por que necesitas a un hombre para ser feliz, si nos tienes a nosotras, tus pasteles, tus amigas? Y la mamá le contestó: no me quiero quedar sola, tengo miedo de estar sola, ustedes se van a ir un día. 

Claro yo lloraba y lloraba, y me sentía la más tonta, aunque he trabajado mucho el poder expresar mis sentimientos, debo aceptar que al igual que esa mamá de película, yo algunas veces, en algunos momentos me siento así. Nunca he estado sola, no sé lo que es estar sola, no me molesta decirlo; además sé que no me gusta, es más me asusta. Cuando tome la decisión de divorciarme, de tomar a mi hija y decir prefiero mi tranquilidad, mi estabilidad, mi dignidad, sabía también en esa maraña de sentimientos que elegía estar sola, sin una pareja; sé ahora que no necesito de un hombre a mi lado para salir adelante, sé que el apoyo de mi familia es invaluable, sé que soy capaz de hacer y lograr muchas cosas, y las he hecho unas sola y otras acompañada.  

Sé que hay mucha gente que me quiere, que desea que rehaga mi vida, que encuentre a un buen hombre, me buscan pretendientes, el hermano de mi amiga fashion por ejemplo,  en fin. Una parte de mí se siente hasta tonta escribiendo esto, por que sé que la felicidad no radica en rehacer esa parte de mi vida, ya que he rehecho otras, y eso me hace sentir feliz y tranquila, asta ahora he educado a una niña de cinco años que es feliz y normal, espero que un día no me pregunte lo mismo que la hija a la mamá de la película, pues de alguna forma sé también que ella debe aprender a ser ella, independiente y segura sin necesidad de nadie, más en el mundo que le ha tocado.  

En estos momentos no me caigo muy bien, quizás por que no me gusta ser vulnerable a lo que siento, y más aún aceptarlo. Pero el sentirme así me debe hacer buscar soluciones, lo primero será creo, perder el miedo y darme la oportunidad de salir un poco, solo un poco y no tenerle miedo, no sólo a los hombres, sino a la gente.

Comments (6) »

La plenitud de los treinta

Faltan pocos días para mí cumpleaños. Cumplo treinta y uno. Extraño esa emoción de esperar el cumpleaños, antes para mí era todo un acontecimiento, como navidad, Santa  y los Reyes Magos juntos, era mí día, no por egoísta, sino por esperar cumplir muchos sueños,  que se sumaban a decir cuando cumpla tantos, cuando tenga tantos. Esos tantos están llegando, ya inicie desde hace un año la cuarta década en mi vida. Ciertamente tengo muchas bendiciones, y las agradezco. Pero eso de la plenitud de los treinta todavía no la veo, chance este año llegue, porque el año pasado fue de muchos achaques: dolor de espalda, insomnio, colitis, mal humor crónico, engorde como nunca; al final se compuso,  aprendí estrategias para desecharlas y quitarme de encima el estrés que es el causante de todo, dicen.

Pero yo creo que no fue solo eso, o no lo es, es la depresión que viene y se va, a veces en el mismo día, la amargura que contagia o que no dejo que contagie a nadie por que ni siquiera soy capaz de compartirla, el remordimiento de sentirla, porque ¿cómo estoy deprimida si tengo tantas cosas por las que no estarlo?; claro que lo sé y las conozco y verdaderamente las agradezco, pero los sentimientos así son, salen se muestran, los manejo si tengo ganas, o sólo están ahí, pero como que ya llevan unos días ahí, no quiero que se hagan crónicos. Una amiga dice que necesito algo extremo para que se vayan, ¿me tirare de un bongi?, ya me puse cejas (eso fue en verdad extremo), y la emoción duro, en verdad estoy ocupada todo el día, mi hija, el trabajo, la casa, la familia, las amigas; pero la loca de la casa, sale y entra como quiere, así sin pedirme permiso.

Entonces ¿qué será esa plenitud?, existirá receta, chance la encuentro y la patento, no creo ser la única así, te buscas a los quince y te medio encuentras, ya llevó otros quince buscándome y todavía no lo logro, ¿qué será a los cuarenta y cinco? Yo creo que seguiré en mi búsqueda. Mientras celebrare mi cumpleaños, recibiré mucho abrazos llenos de amor y espero que el año que entra cuando cumpla treinta y dos la plenitud de los treinta este más cerca.

Por cierto, ven la estrella que se ve más cerca de la Luna, venus, es mía, mi papá me la regaló, la veía desde su ventana antes de que yo llegará.

Comments (3) »

El Campamento

  

                                Esta semana inició con la junta de información sobre el campamento de mi hija. Resulta que en su escuela al finalizar un ciclo: Kinder, primaria o secundaria, se van de campamento. Ahora existen múltiples opciones de empresas que ofrecen el servicio, se los llevan, les dan de comer, los cuidan, organizan todas las actividades, tienen servicio médico, etc., etc. Así que nos reunieron a todas las mamas, nos pusieron un video, repartieron folletos y nos dijeron que sería la más grande experiencia jamás vivida por nuestros pequeños.

Las reacciones eran varias, mil preguntas medio tontas, otras más inteligentes; pero las caras de todas eran lo mejor, ¡Tres días sin nuestros angelitos!, ¿quién los va a cuidar?, ¿todo es seguro?, ¿y si no sabe nadar, y si sólo se duerme cuando le canto, y si no sabe amarrarse las agujetas, y si no se baña solo, y si llora en la noche?, todo lo anterior lo pensé yo, y por las caras de las demás, ellas también.

Yo pensaba otras cosas más, que siempre pienso cuando tengo que tomar una decisión importante respecto a mi hija: el padre desobligado que nunca se involucro. Ni modo creo que es una parte no superada, y no es por que me de miedo o me haya dado miedo, asta ahora mi hija ha crecido sana y feliz, con mis decisiones, pensando siempre en que es lo mejor para ella. Pero igual que me paso el día de los dientes, ¿qué onda?, me sigue medio traumando, y lo mismo es cuando veo calificaciones, firmo inscripciones, pago el ballet, la llevo al pediatra.Sé que no soy la primera, ni la última, y que lo que yo siento y pienso lo deben de sentir muchas mujeres más en el mundo, y en situaciones mucho peores que la mía, finalmente el apoyo con el que cuento es enorme. Pero, ¿qué no les podrían poner un chip a los hombres para que se comporten a la altura, sean fieles, responsables y comprometidos, con la familia que han decidido formar? También sé que hay muchos hombres fieles, responsables y comprometidos, yo crecí con uno, y ahora es la imagen paterna de mi hija, su abuelo es lo máximo para ella, y ella para él.

 Sé también que pertenezco a una minoría, de mujeres que están solas, que son madres solteras o que no han tenido suerte, no sólo en el amor sino en el matrimonio; sé que tome una decisión hace cinco años que me permite estar tranquila conmigo misma, que fue súper difícil, que me hizo llorar todas las lágrimas que tenía, gritar, culparme y perdonarme; crecer y ser mejor; sé que viví una experiencia que no le deseas a nadie, pero fue así por que tenía que ser así. He recogido los trozos que me quedaban de vida, como muchas veces me le dijo mi hermana y he reconstruido mi vida, parchada si, con muchos remiendos, con mucho amor; mi dignidad me ha ayudado en muchas ocasiones, no solo para seguir adelante, sino para levantarme de la cama.Sin embargo, ese enojo esta presente, no es que lo quiera a mi lado, la verdad no lo extraño para nada, ni tampoco lo necesito para consultarle algo, o pedir algo.

 Lo que extraño y necesito, es esa imagen con la que crecí, la que me imagine de niña que sería el día en que me casara y tuviera una familia, horneando galletas y cuidando hijitos, yo era como Susanita la de Mafalda, ya saben cuidando a sus muñequitas, ya tengo una muñequita que me llena, y me hace sentir feliz y plena cuando la veo, cuando pienso en ella.La he educado sola (bueno medio acompañada), la he cuidado sola, y seguiré haciéndolo con todo mi amor, al final del día yo soy su mamá, igual que muchas otras mamás  en el mundo que están solas, preguntándose ¿dónde esta el padre desobligado que nunca se involucro?, finalmente merezco ser Susanita, todavía no pierdo la esperanza. Y todo esto empezó por la junta del campamento, al  que claro ira aunque no se bañe sola, no se peine sola y no se duerma sin que le lea o le cante. 

Comments (6) »

Cuatro dientes

Hoy tuve la revelación de un enojo, bastante grande.

Mientras estaba sentada esperando a mi hija de cinco años en el dentista, pensé ¿y si no es lo mejor para su joven dentadura?, ¿y si es alérgica al alfo que yo no sé? Y si reacciona?, ¿y si arma un súper berrinche de los que ella hace?, ¿y si se desangra en la noche? ¿….y si se hace anoréxica a los 10 o a los 15? ¿y si …?

Esto de ser divorciada, después de los 30, y dedicada a mi hija, mi familia, las amigas y el trabajo, me deja más loca o me hace más loca. Después de un año de terapia, todavía no aprendo a dejar de pensar en lo que viene y esperar, tomar la vida con más calma no es para mí, o eso parece.

Cuando me dice la dentista, que hay que sacarle cuatro dientes por que no tiene espacio, ¿Qué? ¿Eso cómo? ¿de dónde? ¡Eso no esta en mis genes!… Son sus otros genes raros, con los que carga, eso de los dientes chuecos; definitivamente no es de mi familia, ¡jamás lo había visto!, claro, es de su padre…

La paternidad compartida, ¿cómo será?, ¿más llevadera o más problemática?, ¿más segura?. Con su padre no la quiero ni imaginar, así que definitivamente confirmo mi atinada decisión, más vale sola que mal acompañada. De todos modos, lo más probable es que siempre la decisiones, importantes o no, las habría tomado sola, solamente presentando cuentas.

Pienso que la vida de muchas mujeres es así, solas, tomando decisiones y presentando cuentas; aunque parezca que están acompañadas, aun conociendo y esperando la presencia de genes raros, que determinen los dientes chuecos…

 Claro hay excepciones, y seguramente muchas. Así que mi enojo se resume al hecho de no conocer los genes raros, los genes diferentes con los que mi hija carga, esos que otras madres si conocen. Un hijo te sorprende todos los días, para mi esos dientes chuecos sin espacio lo han sido, como mil cosas may, cosas suyas y también las aprendidas y las heredadas, de su papá o de mí; eso debe ser en todas las madres, las solteras, las medio solteras, las casadas y felices, nada puede ser perfecto.

Pero sola o acompañada, esa cara a las cinco de la mañana, con el dinero que le dejo el  ratón, no la cambio, ni por la seguridad de una decisión compartida, ni por estar medio acompañada, ni por haber esperado la aparición de unos dientes chuecos por herencia.

Comments (3) »